¿Que es Bitcoin?

En el último tiempo todos hemos escuchado hablar de Bitcoin. En los últimos 12 meses ha estado en distintas noticias, positivas y negativas, que lo han llevado a ser un concepto con el cual todos nos hemos comenzado a familiarizar.

Bitcoin es una criptomoneda. Esto significa, que es una moneda ( tal como el peso, el dolar, u otras divisas ). Permite comprar diversos bienes y servicios, por lo menos donde sea aceptado. Muy similar al dinero corriente, ya que por regla general, es el dinero del país el de uso común, requiriendo que otras divisas sean “cambiadas” para ser utilizadas.

La principal diferencia es que Bitcoin es digital. No existe un billete, moneda o similar que lo represente. Su funcionamiento es completamente electrónico, requiriendo el uso de una red de computadores para su utilización. Su nombre, criptomoneda, se refiere al uso de la criptografía, en particular la criptografía asimétrica, para su buen funcionamiento.

¿Que es Criptografía Asimétrica?

Históricamente, la forma de ocultar información ( encriptar ) ha sido mediante la selección de una clave y un algoritmo de encriptación, de forma que quien tenga acceso a la clave, puede acceder ( desencriptar ) al contenido oculto. Por tanto, para que funcione correctamente, la clave debe ser compartida sólo entre quienes sean los autorizados a obtener acceso a los datos o documentos. La principal problemática, es que la seguridad depende del eslabón más debil, y por tanto, una vez comprometida la contraseña, todo el sistema pierde su validez.

Por ello, actualmente se utilizan algoritmos asimétricos, donde existe una clave privada, no compartida, y una pública, diseñada para ser compartida. Estos pares de claves están relacionadas, donde todo lo que se encripte con la clave pública, sólo puede ser desencriptado con la clave privada, y viceversa. Aquí el eslabón más débil es la clave privada, pero como por definición nunca debe compartirse, se evita el mayor inconveniente de los sistemas simétricos.

¿Cómo se relaciona con Bitcoin?

Cada usuario de Bitcoin, como primer paso, debe crear su monedero. Este corresponde a un código único, que identifica a una cuenta Bitcoin, y es compartido con quienes deseen enviarme Bitcoin. La dirección se genera a partir de un par de llaves pública y privada. El usuario debe preocuparse de guardar su clave privada, y compartir su clave pública, que corresponde a la dirección de su monedero. Este monedero puede recibir Bitcoin desde cualquier dirección, pero únicamente quien posee la llave privada, puede girar dinero desde el monedero.

Para ello, se crea una transacción, que indica, en términos simples, lo siguiente: {origen, destino, cantidad , fee} , y se firma con la llave privada del dueño del monedero. Esto valida el consentimiento del dueño de la billetera.

¿Y luego?

Todas las transacciones son enviadas a la red, de forma que sean validadas por otros componentes de la red. Estos componentes verifican lo siguiente: que la firma corresponda al dueño del monedero, y que existan montos suficientes en la billetera. Esto es posible porque existe un registro único con todas las transacciones realizadas desde el momento 0, y es compartida por todos los nodos de la red. Este registro, o base de datos, tiene la particularidad de impedir que las transacciones pasadas puedan ser alteradas por cualquier medio, por lo que todos los nodos de validación tienen la misma información respecto a cuanto dinero posee cada billetera.

Consenso

Una de los conceptos subyacentes en la red Bitcoin, es la determinación de consenso, que es el mecanismo mediante el cual todos los nodos acuerdan agregar nuevas transacciones a la base de datos histórica. Aquí se utiliza una penalización económica a los nodos, de forma que no existan incentivos a validar transacciones fraudulentas, ya que existe un costo asociado al proceso de validación, conocido como “Prueba de Trabajo”, en el cual el costo de validar un bloque de transacciones en forma fraudulenta, es mayor al costo usado por otros nodos en detectar el fraude. En este caso, la única forma de validar un bloque fraudulento, es controlando el 51% de los nodos del sistema, ya que ese es el margen para que un bloque sea aceptado por la red. Es importante por tanto el monitoreo de quienes controlan los nodos, y favorecer el ingreso de la mayor cantidad de validadores.

Para esto último, favorecer el ingreso de validadores, tambien existe un esquema económico, basado en la recolección de los “fee” por transacción. Cada vez que un bloque de transacciones es aceptado por la red, el nodo que lo validó recibe 2 premios: todos los fee de las transacciones individuales, junto con una cantidad de nuevos Bitcoins, que se generan en cada bloque, de acuerdo a una regla que norma este proceso de creación de dinero.

Blockchain

Todo el proceso anterior, asociado a transacciones monetarias, se basa en un concepto subyacente, denominado blockchain, el cual surge con Bitcoin, pero actualmente se encuentra expandiéndose a nuevos tipos de transacciones, no necesariamente monetarias. Los conceptos mencionados, tales como prueba de trabajo, validación, consenso, configuran una forma de generar un esquema de “Fuente de Confianza”, sobre el cual es posible orquestar acuerdos entre entidades que usualmente tienen objetivos no comunes, y por tanto, susceptibles de verse afectados por el “Dilema del Prisionero”, donde al perseguir objetivos individuales, no se logra el bienestar mayor.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *